Realidad y representación en «La traviata»