Los primeros pliegos poéticos: alta cultura/cultura popular