La división de poderes ante la emergencia sanitaria y los viejos retos